hombre sentado en banco de gym

Ropa para ir al gimnasio hombre: los productos esenciales de 2024

Ropa para ir al gimnasio para hombre

Hoy en día, entrenar en el gimnasio es una de las actividades más populares. En una época en la que todo el mundo tiene un deseo innato de estar sano y en forma, resulta más importante que nunca acertar a la hora de elegir accesorios y ropa para ir al gimnasio de hombre. Esto incluye equipamiento deportivo, botellas, bolsas, toallas y otros muchos productos.

Aunque resulte difícil de creer, lo que te pones para ir al gimnasio tiene un enorme impacto en tu rutina de ejercicio. Si te pones prendas que no te queden bien, no te parecerá que estés haciendo ejercicio o, todavía peor, algunos días ni siquiera querrás ir al gimnasio. Por lo tanto, es recomendable que prestes una gran atención a lo que llevas al gimnasio. Esta ropa no sólo mejorará tu aspecto, sino que también mejorará tu capacidad para trabajar mejor.

Así que a continuación tienes una lista de la ropa para ir al gimnasio para hombre que nunca te deberá faltar en tus entrenamientos.

Camisetas resistentes al sudor

hombre corriendo en el bosque

Nunca debes infravalorar la importancia de las camisetas resistentes al sudor como parte de tu ropa para ir al gimnasio de hombre. El motivo es que te mantendrán fresco y con energía.

En el mercado podrás encontrar una amplia variedad de materiales entre los que elegir. Los mismos incluyen el algodón, el nailon, el poliéster, el polipropileno, etc. Sin embargo, debes tener cuidado con el material que elijas. No compres camisetas baratas hechas de materiales sintéticos que te den falsas promesas de ser resistentes al sudor. El motivo es que en realidad no dejarán pasar el aire y acabarán haciendo que tu cuerpo tenga un olor desagradable, además de acabar empapado y obstaculizar tu sesión de entrenamiento.

Mucha gente se pone camisetas de algodón para entrenar. El algodón es fantástico, pero absorbe todo el sudor. Y esto hace que pueda llegar a oler realmente mal. Así que lo mejor es optar por camisetas hechas de materiales transpirables.

Además, debes tener en cuenta que las camisetas deportivas suelen ser más ceñidas. Como están hechas pensando en personas más atléticas, hay menos espacio en la zona del abdomen y la cintura que en otras camisetas comunes y corrientes.

Pantalones transpirables

De nuevo, el material será crucial a la hora de elegir la mejor ropa para ir al gimnasio para hombre. En este caso, los mejores serán los pantalones que absorban el sudor y proporcionen una buena ventilación. De esta forma no resbalarás al realizar ningún ejercicio, lo cual podría llegar a provocarte una lesión con su correspondiente dolor. Además, no debes comprar pantalones que sean demasiado ceñidos, ya que no te proporcionarán margen para moverte y podrían provocarte lesiones al realizar estiramientos.

Calcetines de compresión

Los calcetines de compresión ayudan a mejorar la circulación en tus piernas y tus pies, lo que reduce significativamente la hinchazón.

Por lo tanto, se reducirá el tiempo de recuperación que necesitarás después de correr largas distancias.

hombre atando sus cordones

A la hora de buscar calcetines de compresión, descubrirás que cada par indica un rango de valores seguido del acrónimo mmHg. Se trata de una medida científica que está pensada para indicar cuánta presión se aplica:

  • Una presión de 15-20 mmHg es fantástica para corredores o para realizar rutinas intensas de CrossFit. Esta cantidad de presión te proporcionará más energía y aliviará tus piernas, sobre todo tus gemelos.
  • Una presión de 20-30 mmHg es la máxima que deberías usar para cualquier rutina de ejercicio, y sólo es adecuada para recorridos largos, como una media maratón o más.
  • Cualquier presión por encima de 30 mmHg será demasiado elevada para entrenar. Se trata de calcetines que prescriben los médicos. Pero resultan excesivos para el gimnasio.

Pantalones cortos de compresión

Estos pantalones se llevan por debajo de los pantalones cortos normales. Al igual que ocurre con los calcetines de compresión, contribuirán a mantener el flujo de sangre por tus piernas y te ayudarán con la recuperación. De hecho, hay estudios que avalan su importancia como parte de la ropa para ir al gimnasio para hombre.

Los corredores, los ciclistas y los levantadores de pesas afirman que sienten una mayor fuerza al entrenar cuando llevan pantalones cortos de compresión. Por lo tanto, sentían que estaban moviendo más peso con menos esfuerzo. Pues bien, esta capacidad percibida para hacer más cosas se transforma en un mejor rendimiento.

Por otro lado, estos pantalones también son muy recomendables si vas a realizar cualquier deporte de contacto, como el boxeo o las artes marciales. El motivo es que contribuirán a asegurar la zona para que no tengas que preocuparte por posibles golpes bajos accidentales.

Confeccionados con tejidos transpirables, los pantalones cortos de compresión también ayudan a evitar los roces, lo que puede suponer un gran problema para los corredores de larga distancia. También proporcionan una mayor sensación de control al realizar sentadillas, levantamientos de peso muerto y saltos al cajón. De hecho, son muy recomendables para los días en los que vayas a entrenar las piernas.

Zapatillas deportivas

hombre levantando barra con peso

Elegir el calzado adecuado puede parecer fácil en comparación con el resto de la ropa para ir al gimnasio de hombre. Al fin y al cabo, no habrá ninguna diferencia siempre que tus pies estén cubiertos, ¿verdad? Sin embargo, dependiendo de cuál sea tu rutina de ejercicio, elegir el calzado correcto puede suponer una enorme diferencia.

Si sueles pasar tiempo en la cinta de correr o en la pista, debes elegir zapatillas de running. Éstas son más blandas y flexibles en la parte central, pero manteniendo la firmeza en la puntera y en el talón. Están diseñadas para ayudarte a aliviar la presión repetitiva sobre tus pies.

Sin embargo, si eliges el calzado incorrecto, empezarás a sentir dolor en tus piernas y tus rodillas. De hecho, podrías llegar a desarrollar fascitis plantar, que puede llegar a tardar 6 meses en curar. Así que si sueles correr varios kilómetros, lo mejor es optar por unas buenas zapatillas de running.

Deberían ofrecer suficiente soporte para el uso que vayas a darles. Sin embargo, si sueles correr más de 12 kilómetros a la semana, lo mejor será que vayas a una tienda deportiva y que inviertas en unas zapatillas específicas para tus pies.

Por otro lado, si no sueles correr pero te encanta levantar pesas, lo mejor serán unas zapatillas de cross training. Deberían tener un talón duro y una suela que te permita mantener los pies en el suelo al hacer sentadillas, levantamientos de pesos muertos o balanceos con pesas rusas. Estos ejercicios pueden ser peligrosos si no estás en forma, y tener el calzado correcto te ayudará a mantener tu centro de gravedad.

Smartwatch

La mayoría de los entrenadores te dirán que debes hacer un seguimiento tu trabajo. Un smartwatch no es necesariamente un accesorio para el gimnasio, sino que puede ser un añadido práctico que podrás ponerte en el día a día. Te permitirá controlar tu ritmo cardíaco, contar tus pasos y hacer que te resulte más fácil lograr un déficit de calorías. Pero éstas son sólo algunas de las fantásticas funciones que pueden ofrecer los relojes inteligentes.

Además, en el mercado podrás encontrar modelos que son extremadamente duraderos. Por lo tanto, no hará falta que te los quites después de entrenar, así que resultan perfectos para meterte en la ducha o para hacer unos largos en la piscina. En cualquiera de los dos casos, no tendrás que preocuparte por la posibilidad de que se mojen.

Errores comunes con la ropa para ir al gimnasio de hombre

remeras colgadas

El poder de las primeras impresiones también se puede aplicar al gimnasio. Es posible que no tengas problemas a la hora de elegir la ropa para ir al gimnasio para hombre, pero la mayoría de la gente comete los siguientes errores habituales:

Llevar ropa de algodón

El tejido es el primer factor que deberías tener en cuenta a la hora de determinar lo que no deberías llevar al gimnasio. En concreto, es posible ver a un montón de gente llevando camisetas de algodón al gimnasio. Sin embargo, las prendas transpirables son la mejor opción cuando estás sudando en el gimnasio y quieres mantenerte fresco y cómodo.

La mejor ropa para ir al gimnasio de hombre debe mantener el sudor alejado de tu cuerpo. Así que ponte una camiseta técnica diseñada para expulsar el sudor hacia fuera. Los tejidos transpirables o técnicos son mezclas de poliéster y licra. Tendrás que pagar más que por una camiseta normal de algodón, pero te durarán más, se secarán con más rapidez y estarás más cómodo durante tu entrenamiento.

Además, no debes cometer el error de ponerte camisetas pesadas de algodón. El motivo es que tienden a absorber la humedad, haciendo que tus entrenamientos acaben siendo una experiencia incómoda.

Por otro lado, los pantalones cortos vaqueros te provocarán roces, por lo que también debes evitarlos en el gimnasio. Así que opta por materiales sintéticos como la licra y el poliéster, que son más cómodos durante los entrenamientos. Y no te olvides de llevar una toalla.

Llevar ropa holgada

Lo creas o no, desde el punto de vista funcional es menos adecuado llevar ropa para ir al gimnasio para hombre que sea demasiado grande. El motivo es que las prendas demasiado holgadas restringirán tus movimientos y te harán parecer más pequeño de lo que eres.

Así que elige los materiales (como una mezcla de nailon y licra) y el ajuste que te proporcionen la máxima libertad de movimientos. El pequeño porcentaje de licra permite un mayor rango de movimientos al realizar ejercicios, y proporciona un ajuste muy cómodo sin quedar demasiado apretado. Además, la ropa más ceñida también te proporcionará un aspecto más atractivo. Así que presume un poco de todo ese esfuerzo en el gimnasio. Siéntete orgulloso de las horas, el trabajo y el sudor que has dedicado a entrenar. Eso sí, evita las camisetas de tirantes.

Ponerte colonia para ir al gimnasio

Si tu perfume es demasiado intenso, podría resultar molesto para los demás. Eso por no mencionar que podrías estar desperdiciando una buena colonia, ya que tendrás que meterte en la ducha de todas formas después de entrenar.

Además, las fragancias tienden a quedarse flotando en ambientes cerrados, como ocurre en el caso de un gimnasio. Por si esto fuera poco, tu sudor marinado en perfume probablemente provocará dolores de cabeza por todo el gimnasio. Esto es desconsiderado, sobre todo con las mujeres, ya que ellas tienen un sentido del olfato más sensible.

Por último, asegúrate de que lavar todos los días tu ropa para ir al gimnasio de hombre. De esta manera, partirás de una buena base para tener una higiene adecuada.

Llevar el calzado inadecuado

El calzado que elijas para entrenar debería proporciona soporte y protección para tus pies. Es más, el calzado adecuado reducirá tu riesgo de sufrir lesiones y mejorará tu rendimiento físico.

De vez en cuando podrás ver a alguien corriendo en la cinta o preparándose para levantar mucho peso en la máquina de sentadillas mientras lleva zapatillas de suela plana. Pero eso aumenta el riesgo de sufrir una fascitis plantar.

Llevar el calzado adecuado te proporciona tracción y evita que resbales. Además, debería ajustarse de forma correcta a tus pies. Y nunca deberías quitarte las zapatillas deportivas para entrenar con tus calcetines. Acabarás sufriendo ampollas y posiblemente incomodarás al resto de los usuarios del gimnasio.

Por último, sé considerado con el personal del gimnasio y evita entrenar con el mismo calzado que lleves en la calle. De esta forma, no acabarás metiendo la suciedad, la arena y el barro.

Ponerte joyas

Las joyas no sólo son innecesarias, sino que también son peligrosas. Así que no es sólo un problema de estilo, sino que también es un ejemplo de lo que no se debería llevar al gimnasio por motivos de seguridad.

Es posible que haya algún accesorio que nunca te quites, como un piercing. Pero tanto si llevas cadenas, como relojes, pulseras o anillos, te arriesgarás a estropearlos cuando se golpeen entre sí o contra las máquinas. Por ejemplo, llevar anillos cuando levantas pesas puede provocar arañazos y deformaciones, además de resultar incómodos para tus dedos.

Por otro lado, el sudor puede reaccionar con el metal y provocar una reacción alérgica. Así que antes de una sesión de entrenamiento acostúmbrate a quitarte las joyas y a guardarlas en una taquilla o a dejarlas en casa.

¿Cuáles son las ventajas de elegir la ropa correcta para ir al gimnasio?

  • Elegir correctamente tu ropa para ir al gimnasio para hombre te permitirá tener la mentalidad correcta para lograr tus objetivos. Cuando te sientas bien con lo que llevas puesto, te esfuerzas y consigues más.
  • También podrás mejorar tu rendimiento cuidando de tu cuerpo. Cuando llevas prendas hechas de materiales transpirables, podrás estar fresco y evitar que te sobrecalientes.
  • Además, usar el equipamiento correcto para entrenar te permitirá estar protegido y prevenir lesiones. Los materiales de compresión actúan como una capa adicional sobre el músculo para protegerlo.
  • Si la ropa para ir al gimnasio de hombre tiene un buen ajuste, te proporcionará libertad de movimientos al ceñirse a las partes adecuadas y quedar más holgada en otras. Imagina correr sprints usando unos pantalones vaqueros ceñidos.
  • La ropa de compresión puede ayudar a recuperarte después del ejercicio, ya que mejora el flujo de sangre y aumenta su velocidad, haciendo que la sangre llegue más rápido a tu corazón.